El misterio del río Paluxi

1931. En EEUU seguían latentes los efectos de la guerra en crisis, pero al margen de la económica se había abierto otra que se basaba en las creencias. En la crisis se enfrentaban dos sectores de la sociedad: creacionistas y evolucionistas. Entre ambos, una enorme grieta ideológica.

 

Los evolucionistas aceptaban el gigantesco avance para la ciencia y el conocimiento que suponía la publicación, décadas atrás, de la teoría de Darwin, teoría según la cual todos los seres vivos evolucionamos en el pasado hacia formas superiores.

Pero los creacionistas seguían agarrándose a un viejo dogma: La tierra fue creada hace 6000 años y todos los seres vivos, hombres incluidos, fueron obra de Dios en el año 4004 A.C.

Y en medio de esta revuelta, ya resuelta a favor del evolucionismo surgió el enigma del río Paluxi, en Texas.

 

                

En realidad, el descubrimiento se había efectuado en el año 1908, aunque tardó 2 décadas en popularizarse. Consistía en la aparición de pisadas de dinosaurios en sedimentos de hacía 250 millones de años. Sin embargo, junto a esas mismas huellas había otras. Se trataba de huellas humanas. Aquello no tenía justificación, ambas se habían formado a la vez pero dinosaurios y hombres jamás convivieron.

 

                                                           

Aquellos desaparecieron de la tierra hace 65 millones de años y nosotros aparecimos, en las primeras formas homínidas, hace sólo algo más de 5 millones de años.

Los creacionistas interpretaron aquel descubrimiento como un espaldarazo a sus tésis pero era pura alquimia ideológica.

Decían que demostraban que seres humanos y dinosaurios habían convivido porque, simplemente, ambos aparecieron hace 6000 años sobre el planeta.

El misterio nunca dejó de serlo. Los fundamentalistas cedieron y hoy el enigma es puramente científico. Pero la pregunta sigue en pie: ¿Acaso convivieron seres humanos y dinosaurios en alguna ocasión?

          

La lógica y la ciencia incitan a decir que no pero lo que no se puede resolver es como, aquellas huellas, se formaron al mismo tiempo.

En 1970 un científico, tras el estudio detallado de aquellas huellas, dijo que quizás las huellas que todo el mundo pensaba que pertenecían a seres humanos eran también de dinosaurios, aunque no lo afirmaba completamente.

En la década de los 90 el misterio ha vuelto a ser estudiado con una conclusión sorprendente: Las huellas presentan la curvatura típica y marcas propias de las pisadas humanas, aunque estén sedimentadas hace cientos de millones de años.

Evolucionistas y creacionistas se equivocaron en el análisis del enigma y ni unos ni otros han podido solucionar el misterio.

 

 

Anuncios

~ por Kristian en 9 junio.

5 comentarios to “El misterio del río Paluxi”

  1. ¿Cuántas veces hay que demostrar que un determinado hecho es cierto o es falso? ¿Una, tres, cien o diez mil? El método científico es claro en estos términos. Los fenómenos son difíciles de someter a una prueba de falsedad por eso se les exige la prueba de veracidad. Los científicos no pueden demostrar que el Quasar XD5065413 no esté hecho de chocolate, pero si alguien afirma que ese quasar es de chocolate tendrá que demostrar esa afirmación ¿cómo?, pues yendo allí y extrayendo parte de su materia. Las pruebas que tenemos sobre la composición del universo nos llevan a concluir que la estrella Antares no es de chocolate, pero si alguien afirma lo contrario, tiene que demostrarlo. Así funciona el método científico, que no es perfecto, pero es el MEJOR que tenemos puesto que gracias a este método ahora nos comunicamos por internet o nos operamos de miopía. Respecto al tema del río Paluxi quien quiera saber cómo se formaron esas “huellas humanas” lo tiene fácil. Basta estudiar las demostraciones científicas sobre la “certeza” de lo que eran: Los dinosaurios caminaban y su cola va oscilando de tal manera que con intervalos regulares roza o toca el suelo. ¿Y qué huella dejaría? Pues algo “parecido” a la forma de un pie humano. Cuando un científico creacionista accede a esta información, se agarra a un enlucido para defender sus tesis, pero la cruda realidad es la que es. ¿A alguien se le ha ocurrido mirar realmente esas “huellas”? (hay fotos en internet). Lógicamente este tema es utilizado por los “vendedores” de misterio para mantener sus posiciones, acusando a la Ciencia a la que ellos llaman “oficial” de no desmentir estas informaciones. Pero eso nos lleva al inicio de mi comentario: ¿Cuántas veces hay que demostrar que un determinado hecho es cierto o es falso? ¿Una, tres, cien o diez mil? ¿Acaso tiene que haber un “científico de guardia” para estar desmintiendo continuamente a cada uno de los charlatanes que salte por cualquier tipo de medio de comunicación presumiendo de su ignorancia? Gracias Cristian por permitirme poder exponer mis puntos de vista en tu blog. Ánimo, que con temas así despertamos el debate. Hacía tiempo que no entraba en tu blog y veo que tienes cosas verdaderamente interesantes. Un saludo de alguien que te conoció personalmente.

  2. Hombre, cuanto tiempo Paco! Ya era hora que te dejaras ver por aquí, por este blog que de vez en cuando necesita una manita de inteligencia. Espero que pronto te recuperes de lo que etgnas que recuperarte y volver a Otros mundos a enseñarnos un poco de historia y cultura general.
    Saludos.

  3. Es facil buscar una respuesta que sea apropiada para descartar esas huellas como humanas. Igualmente es facil afirmar que el mismo dinosaurio con su cola hizo las impresiones, aunque ya de plano se sabe que los sauropodos mantenian sus colas alejadas de la superficie del suelo. Tambien escuche por alli que las huellas podian pertenecer a un teropodo, cosa increible si se considera que las huellas al observarlas son evidentemente realizadas por una pisada plantigrada, mientras que los teropodos tenian un andar muy distinto ya que eran digitigrados.

  4. Excelente comentario de Paco…recuerden el caso de ovnis y otras cosas por el estilo, a los que creen que esas pisadas son humanas no habrá forma de convencerlos aún con la propia pata del dinosaurio marcando la huella…

  5. para mi el hecho es claro desde el punto de vista biblico ya q la muerte vino a causa del pecado del hombre y paso a toda la creacion es imposible q los dinosaurios murieran antes de la creacion del hombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: