La casa del ruído

Madrid, calle del toboso, invierno de 1977. En la 3ª planta del n” 73 un humilde y anciano matrimonio duermen tranquilos. Cada vez les cuesta más conseguir dinero para sacar  su martimonio hacia adelante y para alimentar a su hijo adoptivo, Mauricio.

De pronto, unos golpes secos les depiertan, unos golpes provenientes de la habitación de Mauricio.

Los ancianos, alarmados, se dirigen hacia la habitación y al entrar pueden ver que Mauricio está tumbado con la mirada perdida sobre la cama y que asiste al fenómeno con pasividad.

En la siguiente semana la casa se convierte en un infierno: los muebles se desplazan solos, arañando y rasgando las paredes, loos platos vuelan y acaban estrellándose en el suelo. las lámparas se mueven solas y los aparatos electrónicos se encienden y apagan solos. Una noche tras otra la familia abandona la casa aterrorizada.

En la calle, todos sus vecinos se agolpan movidos por la curiosidad. El caso toma tal magnitud que acude de inmediato la policía, periodistas y algunos electricistas para tratar de solucionar el caso o darle una explicación lógica.

El comisario ordena que se paren las obras del metro cercanas a la casa pero, una vez detenidas, los los fenómenos continuaron.

La prensa bautiza al lugar como la casa de los ruídos. El parapsicólogo Germán de Argumosa acude al lugar para investigar. Coloca el magnetofón y, tras un tiempo, pueden grabar diferentes psicofonías. Todos sentían miedo menos Mauricio, que se reía inquietantemente.

Mauricio es trasladado a la sociedad española de parapsicología para ser estudiado con profundidad.

Durante los días en los que Mauricio no estuvo en casa de sus padres adoptivos el fenómeno cesó. Así, el caso cayó en el olvido sin encontrar una respuesta que pudiera responder los fenómenos que acontecieron en aquella humilde casa.

Anuncios

~ por Kristian en 5 septiembre.

4 comentarios to “La casa del ruído”

  1. El niño sería el intermediario de los fenómenos. Casos como estos no deberían olvidarse. Esto es más inquietante que la parafernalia con Otxate.
    http://laslucesdeagosto.wordpress.com

  2. bueno, creo que ese poltergeist o espiritu se elazaba o introducia en la mente del chaval, tal vez por alguna conexion especial, tal vez solo por casalidad. las posesiones de este tipo a la larga repercuten en fenomenos como estos, y es mñás, el poseido, inconsiente de que tiene algo dentro, cree tener poderes, lo cual envalentona su animo y lo hace presa facil de creatr estas situaciones.
    por cierto, IBB, es un honor volverte a ver por aqui…
    saludos desde http://mamarrachi.wordpress.com

  3. Si, cuando mi sobrina nació los del pueblo estuvieron a punto de exorcizar mi casa!!! como chillaba!! horas y horas!! hasta se poní violeta porque no daba respirado…
    AL final resultó que eran gases… ya ves que poco glamouroso e intrigante…

  4. No hay que desvalorizar la importancia de los gases. Muchos casos de apariciones famosas pueden deberse a eso,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: