El caso Potter

Una señora apellidada Potter, era viuda y trabajaba en la servidumbre de la señora Hamond, una familia acomodada. Tenía un hijo un tanto rebelde llamado Thomas que acababa de ser desertado de una frágata por su actitud.

La señora Potter intentó volver a colocar a su hijo en la frágata hasta que un buen día lo consiguió.

Una vez el chico fue nuevamente admitido la señora Potter dejó de trabajar y se casó de nuevo.

Pasó el tiempo y el 8 de Septiembre de 1866, alguien llamó al timbre de la casa donde anteriormente trabajaba la señora Potter. Era un chico que buscaba, con cierto nerviosismo a su madre, una tal Mary Potter, y la buscaba justamente allí.

La sirvienta que le abrió no conocía a su precesora y le dijo que se había equivocado.

El matrimonio de los Hamond creyó que era Thomas que había vuelto a desertar y se pusieron en contacto con su madre. Ella afirmó no haber vuelto a saber nada de él desde que se fue y, todos, decidieron acudir a la única persona que mantenía, a través de cartas, relación con él: su profesor.

Cuando se lo dijeron al profesor (Todt), éste les dijo que era casi imposible que hubiera desertado puesto que, en poco tiempo, lo iban a ascender de puesto en el barco. Todt le enseñó una foto de Thomas a la sirvienta y ésta afirmó que el chico de la foto era con quien ella había hablado.

Pasado un mes, a Todt le llegó una carta del admirantazgo en la que solicitaban la dirección de la madre de Thomas ya que éste había muerto el 6 de Septiembre, dos días antes de su aparición en la casa de la señora Hamond. Thomas había tenido un grave accidente en la frágata Doris cuando se encontraba en Jamaica.

Anuncios

~ por Kristian en 24 agosto.

5 comentarios to “El caso Potter”

  1. En este caso, creo en el destino, si el chaval deseretro, fue por alguna razon más alla de nuestras capacidades, lo que lleva a plantearse la pregunta de ¿y si su madre no lo hubiera ayudado a volver? Esta duda, tal vez por ello el fantasma del hijo fue a ver, tras su muerte, a su madre. es una de esas cosas que pasan, y si te pones a pensar, se podian haber evitado. con nuestros actos cambiamos constantemente nuestrio futuro.
    http://mamarrachi.wordpress.com

  2. Killo, Cristian, te agradezco muchísimo que me hayas enlazado en tu blog, pero pichaaaaaaaaa entre terror y misterio????? jajajaj es que me estoy partiendo de la risa.
    Pero gracias..:-) hacía tiempo que no me reía

  3. Os voy a contar una perla que allá, hace 18 años me introdujo durante otros tantos, en todo esto del “misterio”. Me apoyé en la metafísica para encontrar algunas respuestas, que no hallé desde esa perspectiva.
    Mi madre murió hace casi veinte años, de una enfermedad que todos ocultamos para que ella no lo supiera; cáncer. Fué todo muy trágico, tanto, que después de todo este tiempo, seguimos sus seres queridos reviviendo cada momento de su ida.
    Pocos meses después de su fallecimiento, caí en el alcohol y los sedantes, todo debido a ello.
    Mi hermano pequeño dormía al lado de mi cama, llevaba unos días algo enfermo y ni siquiera se despertó esa noche con todo el ruido que hice con mi borrachera. Caí rápido en el normal sopor somnoliento de la peligrosa mezcla de alcohol y estupefacientes. Bien entrada la madrugada, me desvelé y aproveché para bajar y orinar, aún tambaleaba. Cuando terminé, volví a la cama, era invierno, y me reincorporé para taparme. Un sudor frío me inundó; a los piés de la cama de mi hermano, se hallaba la turbia figura de ¡mi madre¡, con el dedo índice señalaba a él y hacía gestos como de llorar. Espantado, no recuerdo ya si volví a dormir o estuve el resto de la madrugada despierto. El caso es que, al día siguiente, en el almuerzo de ese domingo, se lo conté a mi hermana, la cual me gritó, llorando, que me iba a llevar a un hospital a curarme mi adicción.
    Esa misma noche, salí con una amiga a pasear, antes de empezar a beber, y le pedí que fuéramos a casa a por dinero. Abrí la puerta, encendí la luz y pude observar, horrorizado, un charco de sangre a todo lo largo de la casa, desde el baño hasta la puerta. Nervioso, me encontré a una vecina que me dijo que a mi hermano se lo llevó mi hermana a urgencias, sangrando por la boca. Ya de madrugada nos enteramos que tenía una tuberculosis espectacular, que le había horadado los pulmones y que casi ni lo cuenta..
    Mi hermana, al día siguiente, al verme, se me abrazó llorando, porque me creyó. Mi hermano tardó un año en recuperarse.
    Pero no todo termina aquí. Un año después, aproximadamente, Juan, mi hermano, tuvo que ir a Cataluña a trabajar con los torreones de Eléctrica Abengoa. Quiero resumir, porque es todo muy triste. Una noche (yo aún seguía, aunque menos, con mis vicios) volví a ver la figura de mi madre en el mismo lugar, pero ésta vez, claro, señalando a la cama vacía de mi hermano. Vuelta a lo mismo, se lo conté de nuevo a mi hermana, y ésta vez sí me creyó. Por la tarde-noche, llamamos a Juan, y nos dijo que estaba bien. Al día siguiente, recibimos su llamada, llorando, que casi no podía gesticular palabra alguna. Tenía ese mediodía que subir a una torre, pero se encontraba indispuesto, y su mejor amigo del trabajo, lo hizo por él. Cuando estaba arriba del todo, le falló el arnés, y se sujetó a una cable. Quedó electrocutado, ardiendo literalmente.
    Viví muchos años practicando tablas Oui-Ja, haciendo espiritismo, y en definitiva, intentando conectar con el “más allá”, siempre con resultados negativos.
    Creo que la ciencia puede explicar todo lo que me ocurrió, de hecho lo han intentado, y su explicación me convenció. Algunos creerán que se trata de algo misterioso. De hecho, llevo más de 14 años curado, y no he vuelto a ver nada, justo desde que dejé el alcohol y las drogas. Pero siempre me quedará una duda..¿y si vuelvo a pasar por lo mismo?
    Nunca había contado esto, pero tenía ganas de desahogarme.

  4. jeje Es cierto que no es de terror y misterio, pero es que es la única forma de que aparezca. Lo puse en política pero no aparece. De todas maneras voy a cambiar el nombre a blogroll, como debe de ser.
    Es muy interesante lo que cuentas, pero te recuerdo que no todas las personas que ven ese tipo de apariciones están ebrias ni drogadas. Posiblemente, quien sabe, tu y el alcohol poseeis, en unión, un sexto sentido. ¡Es broma!
    Saludos y gracias por relatar esta extraña historia

  5. En casa nos sucedió que nos llamó una tía de mi mamá desde Uruguay, donde vivía, para avisar que estaba muy mal, que necesitaba que la llamáramos, pues había fallecido su esposo. Nosotros no estábamos en casa, pero el contestador grabó el mensaje.
    Cuando llamamos a la casa nos atendieron los hijos quienes nos dijeron que efectivamente, el padre acababa de morir, pero que la señora no podía haber llamado pues estaba internada en terapia intensiva hacía unas 2 semanas y en coma irreversible.
    Escuchamos miles de veces la grabacion, era ella, además daba los nombres de los familiares, que son poco comunes. guardamos la grabación y cuando vinieron sus hijos a Buenos Aires se la hicimos escuchar y no lo podían creer.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: