El caso de Heriberto Garza Medina:

El hecho ocurrió en la ciudad de Puebla, México. Una noche en la que Heriberto G. se encontraba solo en su casa, sentado en la cama, en pijama, viendo la televisión. De repente, vio en frente de él a un individuo alto, rubio de buena presencia, que lo miraba fijamente. No sintió miedo; Únicamente le asalto la duda de como aquel sujeto había logrado entrar a su casa, pues  ya todas las puertas estaban cerradas. Resultó que el individuo era un Extraterrestre y que venia a invitarlo a dar un paseo por el espacio. Le prometió que no le pasaría nada y que dentro de un rato estaría de vuelta. Heriberto estuvo de acuerdo y sólo le pidió unos instantes para
poder vestirse. El visitante le dijo que no hacía falta, porque nadie lo vería. Heriberto insistió, pues vivía en una calle bien céntrica y, aunque ya era muy tarde, no quería encontrarse con ningún conocido que lo viese en pijama. Al salir de la casa pudo darse cuenta de que, en realidad, nadie los veía, porque ¡eran invisibles! Cuando iban por la acera, le dio un codazo a un  transeúnte, para  comprobar cómo reaccionaba y observó cómo el sujeto miraba a todas partes para ver quién lo había golpeado, pero no veía a nada. Efectivamente lo llevaron a dar un paseo por el espacio. Pudo, en pocos instantes, contemplar la Tierra desde un gran distancia, y al  cabo de un rato, acompañado siempre por el extraño visitante, estaba de nuevo en su casa. A partir de entonces, entabló una buena relación con sus  amigos los «Extraterrestres».
Con el tiempo Heriberto decía seguir teniendo contacto con sus amigos, pero cada vez sus facultades mentales se iban deteriorando ( Es importante destacar, que era una persona culta, y que tenia a su cargo dos fabricas de cerámicas.), y al poco tiempo desapareció sin dejar rastro  alguno, por más que se trato de encontrar su paradero, no se encontró ninguna pista, incluso ni siquiera su propio hijo, se puede explicar como desapareció su padre

Anuncios

~ por Kristian en 3 julio.

3 comentarios to “El caso de Heriberto Garza Medina:”

  1. Este relato ya me parece un poco más una leyenda urbana que una historia de una abducción, igual que pregunte antes me gustaria saber si es una fuente “”””creible””””, por que me parece un poco extraño que te vengan de repente, sin entabalar otro tipo de contacto o…yo que se!!! Si no que te dice, “-Oye te vienes a dar una vuelta por el espacio?” “-Venga va, espera que me cambio y marchamos”. No se, o muy confiado era el hombre este o se se sentia muy solo…pero de todas maneras es otro relato interesante.

  2. Las fuentes son bastante creibles ya que lo saqué de un documental sobre abducciones y de varios reportajes que he encontrado sobre el caso. Aún así, esto no significa que el caso sea verdadero totalmente.

  3. no es que el hombre haya sido confiado, como dice romero, sino que estos seres te tranquilizan, para que el ser humano no responda de la forma habitual, es decir, a golpes, con disparos etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: