Las piedras de Ica

Sucedió en 1975. Un joven periodista español por entonces desconocido publicó un libro al que tituló: Existió Otra Humanidad. El trabajo investigativo y con aires detectivescos hacía mención a unas extrañas piedras grabadas, que desde su aparición, habían perturbado la tranquilidad del departamento de Ica, ciudad costera enclavada en pleno desierto peruano y lindante con Nazca, cuna de las famosas Líneas.

El autor, un ignoto J.J. Benítez, demostraba poseer una pluma prodigiosa y profunda, dotes, que más tarde aplicaría en la meticulosa construcción de Caballo de Troya, convertida con el tiempo en una saga novelística de fama mundial.


Para cuando J.J. Benítez da a conocer sus impresiones recogidas en Ica, el asunto de las Piedras Grabadas, ya ha trascendido fronteras, instaurando el debate dentro de una atribulada comunidad científica, que se resiste a creer lo que grafican las Piedras. Y es que el tema de los Gliptolítos -como se los apoda popularmente- genera rechazos y adhesiones por igual. ¿Cómo concebir una Humanidad conviviendo con los grandes saurios, y en eras tan remotas como el período Secundario y parte del Terciario?. ¿Operaciones de Cerebro?, ¿De Corazón? ¿Viajes al Espacio?. ¿Será posible un Homo Sapiens pensante en tan remota antigüedad?. Los debates son acalorados y las deserciones tempranas. No todos los académicos desean mezclarse en un descubrimiento tan espinoso que da por tierra la mayoría de los postulados sostenidos. Comienza a escucharse con fuerza la palabra fraude, aún a costa de no realizar ningún estudio in situ, ni siquiera por curiosidad. Los arqueólogos también lo evaden. La bendita reputación… Pero el libro de Benítez no descubría la pólvora. Cuatro Siglos antes, un comentarista indígena, Juan de Santa Cruz Pachacuti Llamqui, escribe en Relación de Antigüedades de este Reyno del Pirú, que en tiempos del inca Pachacútec fueron halladas en el reino de Chincha, en Chinchayunga, muchas piedras labradas denominadas mancos -que sirven para mandar-, a cargo de un personaje poderoso del reino. Sabemos que los incas enterraban a sus muertos con ofrendas y joyas, y hay confirmación que en algunas excavaciones fueron encontradas este tipo de Piedras ¿Pero jeroglíficos de significación tan compleja, pueden ser atribuidos a pueblo que no conoció la rueda, y que en materia de escritura se manejó con nudos o quipos?. La idea no cierra…


En la década de los 60’ las Piedras vuelven al ruedo a través de varios hallazgos que se suceden en la zona de Ocucaje, Ica. Una de las primeras intervenciones serias a favor de las Piedras, se produce por el interés de un arquitecto, Santiago Augusto Calvo, que practica las primeras excavaciones junto a Alejandra Pezzia Assereto, en ese momento Conservador del Museo Regional de Ica. Calvo, contaba con una interesante colección de algunos cientos de ejemplares que había sometido a pruebas de Laboratorio, revelando los análisis, que las piedras procedían de capas de flujo volcánicos correspondientes a series de la era Mesozoica, o sea de la época conocida como Secundaria. Pero sus trabajos tampoco prosperan.



En 1972 se celebra en Lima, el Primer Congreso de Arqueología Andina, donde por vez primera un académico peruano, Hermann Busse, expone el caso ante los demás estudiosos, declarando: “Otros hombres respetables creen en ellas, en su legítima y certificada antigüedad. Por eso ante la opinión de los profanos, resulta extraño que los arqueólogos profesionales las rechacen de plano”. Pero continúa la incomprensión. Sin embargo un nombre empieza a ser conocido. Un médico respetable que ha fundado un Museo donde albergar estas Piedra y que parece ser el único capaz de traducir el mensaje.

Anuncios

~ por Kristian en 2 julio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: