Testimonio de lo extraño

 

“Soy conductor. Tengo 21 años y soy de Valladolid y tengo la suerte de hacer rutas fijas todos los días de Valladolid a Valencia. Esa noche no tenía especialmente sueño ni nada, iba tranquilamente conduciendo. Y, como todos los conductores, tenemos la costumbre de mirar en vez en cuando por el retrovisor. Y una de esas veces ví en el espejo retrovisor izquierdo, ocupándolo todo, una cara de una mujer de unos 40 años. Iba peinada para atrás. Me quedé mirando fijo y ahí estaba en el retrovisor. Miré a la carretera, volví a  mirar al retrovisor y ya desapareció”.

Anuncios

~ por Kristian en 22 junio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: