Maldición en “Portelgeist”

En “Poltergeist”, se da el enfrentamiento entre una familia y unos fenómenos paranormales, que hacen acto de presencia a través del televisor – como si no fuese suficiente con lo que este emite…, secuestrando a la protagonista y llevándosela a algún lugar ubicado en el mas allá.

Por en medio, una diminuta vidente que estudia la situación (la estupenda Zelda Rubinstein), y también un oscuro pasado con olor a cementerio indio. Por donde se la vea, la película es absolutamente entretenida y recomendable. y como no podía ser de otra manera, tuvo dos inevitables secuelas: una interesante “poltergeist II” (1986, Brian Gibson), y una mas aburrida:
“Poltergeist III” (1988, Gary Sherman), mas una serie de tv –bastante apócrifa en los 90’.
Resumiendo las historias se puede decir:
en la primera: los fenómenos acosan a la niña.
en la segunda: los fenómenos acosan y atrapan a toda la familia.
y en la tercera, como seguramente los padres (Craig T. Nelson y Jobeth Williams), no arreglaron artística o económicamente, los guionistas mandaron a la nena a vivir con sus tíos (Tom Skerrit y Nancy Allen), a la gran ciudad, donde volvían a la carga, los dichos “Poltergeist”.

Pero a veces la realidad supera holgadamente a la ficción. Uno de los más claros casos es la supuesta historia de trasfondo de “Poltergeist”, con distintos hechos acaecidos y vinculados a las aristas de la tragedia. Nadie puede decir que la maldición se apodere de apenas un filme, pero demasiadas coincidencias se dan, o dieron aquí. Veamos pues, “que oscuro era mi valle…!”.
A poco del estreno de la película, en 1982; Dominique Dunne, joven actriz que personificaba la hija adolescente de la familia., fue asesinada brutalmente por su novio, aparentemente a “causa de celos”.

Por su lado, la casi protagonista Heather o’rourke, recordada y bonita niña de cabellos rubios y ojos azules, que había trabajado en los tres filmes, a poco de finalizar el rodaje de “poltergeist III”, en 1988, se levanto con fuertes dolores, para luego fallecer en el hospital, con un fatal diagnostico : estenosis intestinal. enfermedad tan extraña como repentina. Tenía 12 años.

La mala fortuna continuaría con más raras desapariciones, el imponente actor de origen indio: will sampson –gigantón que se había dado a conocer en “atrapado sin salida” (1975, milos forman), fue convocado para interpretar a un “chaman” (curandero) con poderes curativos en “Poltergeist ii”. al terminar el rodaje, este hombre en apariencia tan fuerte y sano, vio su cuerpo invadido por un cáncer que lo consumió y llevo a la tumba. otro actor: Julian Beck fundador de la compañía teatral “living theater”, que en la segunda parte encarnaba a un maléfico sacerdote, fue hospitalizado al terminar el rodaje en una clínica de los angeles, y se vio atacado por otra misteriosa enfermedad, que origino su deceso semanas después.También se tuvo conocimiento que otros miembros del equipo técnico y artístico, fallecieron a poco de finalizar los últimos rodajes de la saga. una mera coincidencia o las consecuencias de una maldición alcanzaron la lógica…?.vaya uno a saber.
Pero cuando la realidad supera a la ficción, esta suele seguir asombrándonos.

Anuncios

~ por Kristian en 17 junio.

2 comentarios to “Maldición en “Portelgeist””

  1. Son curiosas las muertes, pero no veo relación entre el postergeist y la forma en que fallecen. Paso algo parecido con los integrantes de La Familia Ingalls.

    Igual, es muy buena la nota!

    Saludos.

  2. El mal puede tener pinta como la del viejo, la oscuridad en la que se encuentra sumido el espiritu del sacerdote. Es precisamente en el personaje que Julian Beck representaba con esa espeluznante sonrisa, y los gestos que hacia donde más pude sentir ya no el miedo sino el miedo de conocer el mal, el mal que se encuentra en los seres que no van hacia la luz y que viven en las tinieblas de sus propios actos realizados en las vidas que han vivido. Una muy buena película, aunque más me gustó la primera versión de Poltergeist pot los efectos especiales.En cuanto a las muertes no creo que sea pura coincidencia, al mal no le gusta que se le conozca así puede seguir haciendo de las suyas con total impunidad. No es la primera vez que suceden desgracias despues de que algunos artistas realicen películas de terror.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: